¿Se puede usar la lengua materna del estudiante en clase de idiomas?


El uso de la lengua materna en clase de español y los jefes.

¿Se puede usar la lengua materna del estudiante en clase de español?

Por muy obvia que parezca la respuesta a esta pregunta resulta que los jefes de estudio y gerentes de las escuelas de idiomas no lo tienen tan claro y a veces prescriben normas sobre el uso de la lengua materna de los estudiantes que desmotivan al profe y no llevan a ningún lado.

Cuántas veces en España me he encontrado con un Gerente de Escuela de Idiomas que me decía: “No quiero oírte hablar en la lengua materna de los estudiantes en clase”. Y lo decía en serio. Era capaz de meterme un paquete si en los minutos previos al inicio de la clase intercambiaba algo de información en la lengua materna de los estudiantes para resolver alguna duda, no siempre lingüística, y por otro lado, aprovechaba para empatizar con ellos. Y se refería a estudiantes A1. Creo que no hace falta añadir nada más.

Luego resulta que te vas al extranjero y te encuentras con situaciones radicalmente opuestas. Ahí viene un Jefe de estudios de Escuela de Español: “Si no eres capaz de usar la lengua materna de los estudiantes al más alto nivel no van a respetarte ni a considerarte como autoridad”. Y también lo decía en serio. Sin saber que son cientos los recursos que un docente puede emplear para abordar la gramática e integrarla en la enseñanza comunicativa sin tener que recurrir a las clásicas lecciones magistrales en las que el profesor hace gala de su formación universitaria y sin caer en que la autoridad y el respeto tienen más que ver con otras cosas. Y se refería a estudiantes de B1. Creo que tampoco hace falta añadir nada más.

Por supuesto que esta no es la realidad de todos los centros educativos pero tampoco es inusual encontrarse con ella.

La vida del profesor de español particular, como la de muchos trabajadores autónomos, está llena incertidumbres y requiere mucho curro pero poder tomar decisiones coherentes, consensuadas con tus estudiantes y que pueden cambiar en cada fase del proceso de enseñanza-aprendizaje para favorecer el avance no tiene precio.

¡Me encanta mi trabajo! 

Y en tu academia, escuela, centro de estudios,… ¿qué dice el jefe o la jefa?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *